ERMITAS

ERMITA DE SANTA ANA

Hasta los años sesenta del pasado siglo existió una ermita dedicada a su patrona, Santa Ana, construida en el siglo XVI. Seguía el prototipo de las ermitas de la zona, de una sola nave, cubierta por un tejado a dos aguas, con arcos transversales apuntados cuyos empujes laterales eran contrarrestados por pronunciados contrafuertes exteriores.

Afortunadamente se conserva el arco de granito de la portada del antiguo templo, reutilizado en la verja del espacio que precede a la ermita.

La ermita actual presenta unos parámetros arquitectónicos muy alejados de los usuales en la zona, con base circular y tejado de pizarra

ERMITA DE SANTA ROSALIA

Construida en la mitad del siglo XIX fue convertida en un polvorín durante la Guerra Civil y fue destruida al explotar éste. Sobre el solar se levantó la ermita actual a finales de los años sesenta. Presenta una base rectangular y una portada de ladrillo coronada por un doble vano a manera de espadaña.

ERMITA DEL CRISTO DE LAS ERAS

Ermita de reducidas dimensiones que tiene adosado a sus espaldas un Calvario, un cubo de mampostería en el que se encuentra plantado un olivo.

ERMITA DE DON MIGUEL

Construida en los primeros años del siglo XX como retiro de verano de su propietario, Miguel López, un sacerdote muy querido en el pueblo por su gran labor intercediendo por las vidas de muchas personas en la Guerra Civil. A este lugar huyeron muchas familias de El Viso durante los bombardeos en plena guerra civil y aquí convivieron hasta que todo pasó.

Hoy día es un lugar del Ayuntamiento que está abierto a todos los visitantes. Se encuentra a cuatro kilómetros del municipio y ha sido remodelada recientemente por el Ayuntamiento.

ERMITA DE SAN JOSE

Ubicada en el barrio con dicho nombre, es de reciente construcción y tiene planta cuadrada y cubierta a dos aguas.

ERMITA DE NUESTRA SEÑORA DE VALLEHERMOSO

Ubicada en el paraje conocido como Huerta de los Frailes. A escasos metros se encuentran las ruinas del convento de San Alberto del Monte, destruido tras ser exclaustrado y desamortizado en 1836.

En este paraje es donde tiene lugar la tradicional romería del día de pascua en torno a la virgen de Vallehermoso.